MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA

MAESTRA DE PUEBLO, BORRÓN Y CUENTA NUEVA

Precio habitual
€15,90
Precio de venta
€15,90
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

 

El despertar de la leyenda.

Maestra de pueblo, la profe más divertida de Internet, vuelve en una novela gráfica con más aventuras, más humor, más horas de clase... ¡y hasta una archienemiga!

Ahora que María ha aprobado las oposiciones y ha conseguido (¡por fin!) una plaza fija, su vida de maestra debería ser maravillosa. Ya no tiene que recorrer tropecientos kilómetros para dar clases en la Conchinchina, y lo de estudiar de lunes a domingo es cosa del pasado. Sin embargo, nada más comenzar el curso, todo se complica.

No se trata de un berrinche de novata; es que ya no puede más. En el nuevo centro se siente más perdida que un pulpo en un garaje, y no solo porque le haya tocado la clase más revoltosa o porque la directora sea un auténtico desastre... Por muy buenas que sean las intenciones de María, nada parece ir bien: su paralela le hace la vida imposible, los padres confabulan en su contra en el grupo de Whatsapp, y en el huerto escolar que ha montado no crecen más que malas hierbas... Además, y por si no fuera suficiente con sobrevivir al día a día, ¡este año le ha tocado organizar la acampada de fin de curso!

Y es que, por mucha experiencia que tenga, una maestra nunca deja de aprender.